Firm Blog

Chat en vivo ahora ¡Consulte gratis hoy! 866-629-0473

4 mitos sobre lesiones personales que todos hemos creído

Las demandas de lesiones personales son uno de los tipos de casos más comunes en las cortes de los Estados Unidos. Prácticamente todos conocemos a alguien que ha ganado una indemnización después de haber resultado lesionado en un accidente de auto, en un accidente por resbalón y caída o en un accidente en el trabajo. 

Con frecuencia, nuestros abogados escuchan historias de demandas por lesiones personales en Nueva York, pero a menudo esas historias llegan a nuestros oídos con información errónea sobre esta práctica del derecho en la que ya tenemos 50 años de experiencia.

Lea aquí: Qué debo hacer si un ser querido muere en un accidente de auto

Estos son los 4 mitos sobre lesiones personales que la gente repite como si fueran una verdad irrefutable, aunque están muy lejos de la realidad:

1. Cualquier lesión menor puede llevar a una indemnización millonaria

Para que las aseguradoras accedan a pagar una indemnización, o para que los jueces reciban los casos en las cortes, las lesiones deben ser significativas. 

Por lo general, las lesiones aceptadas para un caso de demanda son aquellas que causan una discapacidad permanente, pérdida de alguna extremidad o función motora, cicatrices que deforman el cuerpo o cualquier lesión que requiera de una recuperación larga y costosa, y que deje secuelas en la salud y calidad de vida de la víctima.

Lea aquí: Cómo saber si tengo un caso de demanda por lesiones personales

Así pues, si le dicen que Fulano ganó una indemnización cuantiosa aunque sus heridas eran insignificantes, lo más seguro es que sea mentira: la justicia de los Estados Unidos no se deja engañar por gente maliciosa que pretende usar los beneficios del sistema judicial a su favor.

2. Si me accidento en el trabajo, puedo demandar a la empresa

Todas las empresas, oficinas, negocios y demás empleadores de Nueva York están obligados a pagar un seguro de compensación laboral para sus empleados. 

Ese seguro cubre los gastos médicos y los salarios perdidos de los empleados que se enferman o se lesionan por culpa de su actividad laboral, incluso cuando se trata de empleados indocumentados. A cambio de ese seguro, los trabajadores renuncian a demandar a sus empresas. Y así, todos reciben la parte que les corresponde.

Lea aquí: Cómo saber si tiene una lesión de médula espinal

Eso sí: hay casos de accidentes laborales en los que puede llegar a haber una demanda, pero nunca es contra el empleador directo sino contra terceras partes. Esto ocurre con frecuencia en el sector de la construcción, cuando, por ejemplo, los obreros resultan heridos por la acción negligente de la compañía que arma los andamios o por una herramienta defectuosa.

Si tiene dudas sobre su caso de accidente laboral, llame a nuestra oficina al 1-800 627 9627 o escríbanos por nuestra página web. Hablamos español y la consulta inicial es gratuita.

3. Contratar un abogado es muy caro

¡Nada más falso que esto! Si usted no tiene dinero para pagar un abogado, ¡no se preocupe! En Proner & Proner entendemos que está pasando por una situación económica difícil y que seguramente ha tenido que sacar dinero de su bolsillo para pagar las cuentas de su casa y llevar comida a su mesa, aunque sus lesiones le impidan trabajar.

Lea aquí: Las heridas por las que puede iniciar una demanda por lesiones personales

Es por esto que nuestros abogados de lesiones personales en Nueva York sólo cobran honorarios si ganan el caso. Nuestra consulta inicial es gratuita y nuestros abogados y paralegales hablan fluidamente su idioma.

4. Me pueden deportar por iniciar una demanda

Este es otro de los mitos más difundidos y una de las principales razones por las que muchos inmigrantes deciden no llamar a un abogado o iniciar una demanda por lesiones personales.

Las leyes sobre lesiones personales de los Estados Unidos protegen a las víctimas de partes negligentes sin importar su estatus migratorio. Sin embargo, esto no siempre fue así. Por ejemplo, hasta hace unos 15 años, los indocumentados que se accidentaban en el trabajo no tenían derecho a acceder ni siquiera a los beneficios de compensación laboral, y mucho menos a iniciar una demanda contra terceras partes.

Lea aquí: Errores comunes en una demanda por lesiones personales

Esto cambió en 2006, cuando el Tribunal de Apelaciones de Nueva York falló a favor de Balbuena, un inmigrante salvadoreño que resultó herido en un accidente laboral. Sus abogados lograron demostrar que la empresa acusada, IDR Realty, había incumplido los protocolos que garantizan la seguridad de los empleados en el sitio de trabajo. 

El caso Balbuena abrió las puertas de la justicia a los otros trabajadores latinos, que ahora pueden iniciar demandas, reclamaciones y procesos de compensación laboral sin importar su estatus migratorio, y sin miedo a que las autoridades de migración tomen represalias en su contra.

Si usted tiene un caso de lesiones personales, seguramente querrá que su proceso quede en las mejores manos. ¡No busque más! Nuestro bufete tiene 50 años de experiencia y ha ganado más de 400 millones de dólares para clientes lesionados en Nueva York y otros estados del país. ¡Llame ya mismo al 1-800 627 9627 para agendar una consulta gratuita!

“Mitchell Proner es un abogado excelente y muy experimentado, que cuida a sus clientes. Me representó en un caso de accidente de auto. Me mantuvo informado durante el largo proceso legal y me consiguió el acuerdo que yo esperaba. Siempre estaba dispuesto a ayudar y responder a cualquier pregunta que tuviera. Recomiendo Mitchell Proner a todos mis amigos y familia!”

Award Image
Award Image
Award Image
Award Image
Award Image
Award Image