¡LLÁMENOS INMEDIATAMENTE!

Los inmigrantes ilegales sí tienen derechos: estos son

Brooklyn Train Station

La migra. La palabra más temida de los inmigrantes ilegales en Estados Unidos. En 2018, 256.085 indocumentados fueron enviados de vuelta a sus países de origen y otros 158.581 fueron arrestados, según las cifras del gobierno federal.

En promedio, 6 de cada 10 inmigrantes deportados había cometido un crimen en el pasado. El resto eran personas que llegaron a América en busca de mejores oportunidades, gente común y corriente cumpliendo el sueño de vivir en un país donde todo parece posible.

Lea aquí: Soy indocumentado y tuve un accidente, ¿qué hago?

A pesar de los esfuerzos de “la migra” por controlar el ingreso y permanencia ilegal de extranjeros, la cifra de indocumentados en todo el territorio estadounidense se estima en 11 millones. Y aunque la Constitución prohíbe la entrada de estas personas al país, una vez adentro les otorga derechos y los protege contra la discriminación étnica y racial.

Si usted es un inmigrante ilegal, esto es lo que debe saber:

 

Derechos civiles

 

  1. Tiene derecho a ser atendido en urgencias

Siempre que la vida de una persona corra peligro, los hospitales de los Estados Unidos están en la obligación de prestar atención de urgencias, sin importar el estatus migratorio del paciente. Ahora, la atención médica es muy costosa y un accidente puede dejar pérdidas económicas enormes para una familia. Por eso, si usted fue víctima de un accidente (desde un resbalón hasta un choque de automóvil), contacte a un abogado experto en lesiones personales, como nosotros.

Lea aquí: 5 cosas que debe hacer si es inmigrante y sufre un accidente en el trabajo

 

  1. Sus hijos tienen derecho a estudiar

Una decisión de la Corte Suprema de 1982 obliga a las escuelas públicas de los Estados Unidos a recibir a todos los niños en sus aulas, independientemente de su estatus migratorio, etnia, religión o género. Además, los maestros deben respetar la intimidad de los niños y sus familias y bajo ninguna circunstancia pueden revelar datos a las autoridades de migración.

Lea aquí: Compensación laboral en NY, ¿es suficiente?

 

  1. Tiene derecho a compensación laboral

Los inmigrantes ilegales, como es obvio, no tienen permiso para trabajar en los Estados Unidos, y aún así representan un porcentaje importante de la fuerza laboral no calificada. A lo que sí tienen derecho es a la compensación laboral: ese dinero que reciben todos los trabajadores en América cuando se enferman o accidentan por culpa de su trabajo, sea cual sea su estatus migratorio.

Los procesos de compensación laboral son complicados y cualquier mínimo error puede hacerlo perder el caso (y su dinero). Por eso, si tiene un caso de compensación laboral, contacte a abogados expertos como los de nuestro bufete.

Lea aquí: ¿Cuánto dinero me pueden dar por compensación laboral?

 

Al enfrentarse a “la migra”

 

  1. Ser inmigrante ilegal no es un crimen

Quedarse ilegalmente en los Estados Unidos es una falta de carácter civil, pero no es un crimen. Lo que sí es un delito es volver a entrar al territorio americano de manera fraudulenta después de la primera deportación. En 1996 el Congreso aprobó una ley que veta la entrada de personas que se quedaron de manera ilegal en el país. Si permanecieron entre seis meses y 364 días, el “castigo” es por tres años. Si estuvieron por más de un año, la sanción es de diez.

Lea aquí: 7 “armas” de las aseguradoras para pagar menos indemnización

 

  1. Tiene derecho a permanecer callado

Puede sonarle a consejo de película, pero recuerde siempre que todo lo que diga puede ser usado en su contra. Ningún oficial de migración puede obligarlo a contestar a sus preguntas: únicamente un juez puede hacerlo. Por eso, si tiene algún problema con las autoridades de migración, o si es detenido, lo mejor es que permanezca en silencio hasta que tenga a su lado a un abogado experto en el tema.

 

  1. Tiene derecho a un abogado

Si la “migra” lo detiene lo mejor es que llame de inmediato a un abogado experto en temas de migración. La mayoría de personas que son deportadas no tienen representación legal y asumen su propia defensa. En la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por sus siglas en inglés) puede encontrar la ayuda que necesita.

 

  1. Tiene derecho a un juicio

Si cae en manos de la “migra” usted tiene dos opciones: acepta ser deportado de inmediato o solicita su derecho a un juicio y a un abogado. Ir a juicio incrementa sus posibilidades de que las sanción sea menor y pueda volver a los Estados Unidos.

 

  1. Sin orden no hay allanamiento

La policía no puede ingresar a su vivienda sin su permiso a no ser que tengan una orden de allanamiento de un juez. Si no tienen la orden y aún así insisten en continuar, no se oponga. Trate de que alguien más sea testigo de que el allanamiento se hizo sin una orden y en contra de su voluntad. Y después, claro, ¡llame a un abogado!

Los abogados de Proner & Proner son expertos en casos de lesiones personales y han defendido a decenas de inmigrantes víctimas de accidentes, en especial de accidentes laborales. Si usted sufre un accidente, llámenos al 1-800 627 9627. La consulta es totalmente gratis y sólo cobramos si ganamos el caso. ¡Deje su demanda en las mejores manos!

Conozca aquí sobre Mitchell Proner, nuestro abogado en jefe

“Mitchell Proner es un abogado excelente y muy experimentado, que cuida a sus clientes. Me representó en un caso de accidente de auto. Me mantuvo informado durante el largo proceso legal y me consiguió el acuerdo que yo esperaba. Siempre estaba dispuesto a ayudar y responder a cualquier pregunta que tuviera. Recomiendo Mitchell Proner a todos mis amigos y familia!”

Award Image
Award Image
Award Image
Award Image
Award Image
Award Image